Blog

El reto de alinear a las tres generaciones en la oficina

0 Comentarios

Poner a trabajar de manera coordinada a profesionales de distintas edades que pueden aportar conocimiento, frescura y experiencia revitaliza cualquier empresa. ¿El problema? Saber alinearlos.

Los Baby Boomers, la Generación X y la Y conviven ahora en la mayoría de oficinas. Sus costumbres laborales y sus prioridades pueden llegar a chocar, pero si consiguen remar en una misma dirección la organización tendrá una oportunidad única de alcanzar nuevos clientes y contemplar otras formas de negocio.

resizedimage280210-generacion-x

Un objetivo ambicioso y cuya responsabilidad recae sobre los líderes de los equipos, que deben conocer a cada una de las personas que trabajan en la plantilla para saber cómo motivarlos y coordinarlos. Así lo cree Encarna Maroño, directora de recursos humanos de Adecco, que considera esencial “tener identificadas las metas, el papel que ha de jugar cada colaborador, la forma en la que se comunicarán y cómo serán los desafíos a los que se enfrenten para que la motivación no decaiga”.

Choques

No es nada sencillo. Mariana Sparta, national business manager de Hays, sostiene que el jefe debe tratar de manera distinta a unos y otros, ya que “los profesionales de la Generación X se sienten cómodos con las directrices y las órdenes. Respetan la cadena de mando y saben separar la vida personal de la profesional;mientras que los de la Generación Y dan más importancia al aspecto emocional, prefieren hablar de tú a tú y ven al responsable más como un coach que como un líder”.

Si el jefe no hace este esfuerzo se pueden producir problemas. Cristina Morales, consultora de carreras de MOA BPI Group, advierte de que “el obstáculo surge cuando una generación se posiciona de manera estricta considerando que su punto de vista es el único correcto y minusvalora a las demás o quiere imponer su opinión”. De ahí que la clave sea generar climas de colaboración, que fluya la comunicación y todos los colaboradores sientan que su aportación es importante. Porque, como recuerda Pilar Jericó, presidenta de Be-Up, “la diversidad siempre es rica para procesos creativos e innovación. Da frescura y distintos puntos de vista”.

Tecnología

Si profesionales de distintas edades aprenden a trabajar codo con codo y asimilan las buenas costumbres de otras generaciones reinará la armonía. En el fondo “lo que define el cambio generacional tiene que ver más con el uso de la tecnología, con el concepto de poder y con la educación”, asegura Jericó, “por lo que la flexibilidad mental y la capacidad de aprendizaje serán clave para que el equipo funcione”. Ni los más mayores quieren sentirse juguetes rotos y lentos en las respuestas, ni deberían frenar el avance tecnológico en la empresa si se encuentran en posiciones de poder;ni las nuevas generaciones deberían imponer sus formas de trabajar y atender a la experiencia que les aporta la generación anterior.

Como dice Morales, “los Baby Boomers son profesionales ‘de la casa’ y suelen visualizar su carrera en función del plan de desarrollo que les plantea la empresa. La Generación X es de mente abierta a la diversidad, competitivos, en cierta manera individualistas y se debaten en su propósito de conciliar vida familiar y laboral. Los Millennials son expertos en tecnología, su comunicación es mayoritariamente en las redes sociales, con alta conciencia social y reivindicativa”.

‘Generación Y’: ¿preparados para el futuro?

En una encuesta elaborada por Hays, casi uno de cada tres -de entre 1.000 personas encuestadas de entre 18 a 30 años- dijo que no puede resistirse a revisar sus correos electrónicos de trabajo cuando está de vacaciones. No en vano, el 62% estuvo de acuerdo en que la tecnología está desdibujando las líneas entre su trabajo y la vida social. Si atendemos a los números, el 97% de la ‘Generación Y’ posee un teléfono móvil y el 80% de estos dispositivos son inteligentes. Además, una de las recientes distracciones en el trabajo son las redes sociales, en particular para este colectivo, y más de la mitad de los encuestados señala que éstas les resultan molestas cuando están tratando de centrarse en una tarea clave.

¿Eres de los ‘tradicionalistas’, de los ‘Baby Boomers’, de la ‘Generación X’ o de los ‘Millennials’?

Profesionales de alto rendimiento

Los nacidos hasta 1945 son los llamados ‘tradicionalistas’, y ya están jubilados. Han sido profesionales que han desarrollado su carrera en una misma empresa a la que han demostrado lealtad y alto compromiso. Como trabajadores han tenido clara la delimitación de los oficios y han considerado la educación como la vía para promocionar en su vida laboral. No gustaban de derrochar y las mujeres apenas han tenido protagonismo profesional. Las vacaciones eran el momento de disfrutar.

El éxito se mide según los ingresos

Los ‘Baby Boomers’ son los nacidos entre 1945 y 1965. Como profesionales se caracterizan por su gran dedicación al trabajo, su capacidad para hacer carrera, su alto grado de compromiso con la organización y el valor del aprendizaje. Para ellos, el éxito se mide por la cantidad de ingresos que logren y el estatus lo marca la cantidad de bienes materiales que poseen. Es en esta generación cuando las mujeres acceden a la vida profesional y gozan de gran optimismo.

Nada es garantía para progresar

La ‘Generación X’ la comprenden los nacidos entre 1966 y 1980. Son individualistas, cínicos, incomprendidos y rebeldes. Saben idiomas, se consideran ciudadanos del mundo, trabajan y estudian, es decir, se capacitan porque creen que nada les va a garantizar el éxito. Reivindican el equilibrio entre la vida laboral y la familiar porque han sido criados en hogares en los que ambos padres trabajaban. Las mujeres postergan la maternidad en pro de sus carreras profesionales.

Cuando se cuestiona el ‘statu quo’

Se considera a la ‘Generación Y’ a aquellos que han nacido entre 1980 y el año 2000. Han vivido siempre en democracia y han crecido en la cultura de la interactividad. Le dan menos importancia al dinero, cuestionan el ‘statu quo’, la tecnología se entiende como algo natural, aunque muchos de ellos han tenido que adaptarse a los avances tecnológicos, pueden trabajar de día o de noche, les interesa el balance vida profesional y vida personal y tienen bajo compromiso con las organizaciones.

 

http://www.expansion.com/emprendedores-empleo/desarrollo-carrera/2015/07/27/55b657eee2704eb31d8b4596.html